Instituto Paz y Solidaridad Serafín Aliaga de CCOO | 16 julio 2024.

Acción en América Latina y Organizaciones socias

El "Convenio de fortalecimiento de las organizaciones sindicales y de las estructuras regionales de coordinación sindical, fomentando el diálogo y la concertación social y favoreciendo la autoreforma" para América Latina fue firmado por Paz y Solidaridad Serafín Aliaga y la AECID en el año 2008, para su ejecución hasta el 2012. El Convenio supuso un coste total de 10.500.000 euros, de los que 8.400.00 euros fueron subvención de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), y el resto aportaciones de Paz y Solidaridad y las organizaciones socias en el mismo.

Este plan de cooperación, cuya ejecución se alargó hasta el año 2012, partió de la consideración de las organizaciones sindicales latinoamericanas, tanto nacionales como subregionales y regionales, como agentes de desarrollo en sus respectivas áreas. Se pretendía contribuir a fortalecer el sindicalismo en América Latina, en un contexto social, político y económico de agresión constante a los derechos laborales, económicos y sociales.

El desglose de Países, organizaciones socias, títulos de proyectos y ejecución en euros de las distintas acciones comprendidas en el Convenio para América Latina de Paz y Solidaridad, son accesibles desde aquí.

¿Qué objetivos se perseguían?

El Convenio contribuyó al diálogo social y a la negociación colectiva como medio para el desarrollo del trabajo decente, la disminución de la pobreza y la consolidación democrática en América Latina.

De manera específica, el Convenio ha buscado la mejora de la capacidad de incidencia de las Organizaciones Sindicales en América Latina en los espacios nacionales y supranacionales, generando efectos positivos en la línea de contribuir al diálogo social y a la negociación colectiva como medio para el desarrollo del trabajo decente, la disminución de la pobreza y la consolidación democrática en la Región, de tal manera que las Organizaciones Sindicales puedan participar como actores relevantes.

Con este propósito, con el Convenio se pretendía:

  • mejorar los procesos organizacionales y de coordinación en los diferentes espacios organizativos sindicales en los que se intervendrá.

  • reforzar a las Organizaciones en su capacidad de representar a las mujeres y de incorporar los temas de género en sus agendas de acción, en especial, en los procesos de negociación colectiva y de diálogo social;

  • mejorar la comunicación interna y externa de las Organizaciones;

  • mejorar su capacidad de análisis y propuestas, así como la formación de dirigentes y activistas de las Centrales y Coordinadoras Sindicales.

  • fomentar relaciones de cooperación horizontal entre trabajadores/as y sus organizaciones sindicales en el Norte y el Sur a través de acciones de sensibilización social, formación, investigación e incidencia coordinadas con redes sindicales mundiales.

¿Qué tipo de actividades se desarrollaron?

Para conseguir los objetivos de diferente nivel señalados, las Acciones desarrollaban actividades que respondían a:

  • Apoyo a las organizaciones sindicales, para el diseño e implementación de Planes estratégicos, Planes de Acción específicos, Estrategias de intervención sectoriales y Planes de mejora organizativa.

  • Apoyo al establecimiento de Redes Sindicales según los sectores priorizados en el Convenio (Energía, Eléctricas, Industrial, Comercio y Banca)

  • Apoyo a la promoción y consolidación de espacios de coordinación Subregional

  • Participación de mujeres en los órganos de decisión de las organizaciones sindicales beneficiarias

  • Apoyo a la creación y fortalecimiento de las estructuras de género en las organizaciones sindicales beneficiarias.

  • Apoyo a la elaboración e implementación de Planes específicos elaborados en relación a problemáticas de género en las organizaciones sindicales

  • Formación de sindicalistas (50% de mujeres) en temáticas relacionadas con género – trabajo – y sindicalismo.

  • Apoyo a la creación y mantenimiento de espacios Web, comunicaciones virtuales

  • Apoyo a la elaboración y edición de publicaciones

  • Apoyo a la elaboración de documentos sobre temáticas relacionadas

  • Apoyo a la elaboración de materiales formativos

  • Asistencias legales y asesoramiento técnico a sindicatos, federaciones, comisiones negociadoras y mesas representativas.

  • Actividades formativas y de capacitación (30% específicamente de género) sobre temáticas abordadas en las diferentes Acciones del Convenio.

  • Apoyo para la elaboración de propuestas de posicionamiento en relación a sectores de intervención, áreas de trabajo y ámbitos de incidencia nacional, subregional y regional.

  • La elaboración y edición de materiales didácticos y divulgativos

  • Desarrollar actividades de formación y reflexión con Federaciones sectoriales de CCOO y la Red de Fundaciones Paz y Solidaridad.

  • La alimentación de la WEB del Observatorio del Trabajo en la Globalización

Además, también se pusieron en marcha Acciones, directamente desde Paz y Solidaridad e impulsadas por las Federaciones de Rama de CCOO para favorecer el intercambio de experiencias y conocimiento y la creación o promoción de Redes Sectoriales.

Enfoque de género

Paz y Solidaridad se encuentra comprometida con la participación plena de todas las personas, sean hombres o mujeres, en el Desarrollo y en el fortalecimiento de las Organizaciones Sindicales como estrategia institucional. La Igualdad de Género ha sido y continuará siendo una de las prioridades clave de intervención y un aspecto transversal en todas las actuaciones de Cooperación.

La Igualdad de Género es un principio básico en las Organizaciones Sindicales. Desde esta óptica, las mujeres dejan de ser las únicas demandantes de una política de igualdad de oportunidades y superación de las discriminaciones, ya que la organización está comprometida en ello. No obstante, algunas organizaciones sindicales que han planteado algún tipo de política de género, han considerado –erróneamente- que al adoptarse este enfoque desaparece la necesidad de desarrollar políticas específicas dirigidas a las mujeres y a su organización, ya que la perspectiva de género se considera responsabilidad del conjunto de la organización.

Desde el enfoque planteado en el diseño del Convenio, en tanto que la igualdad no sea un hecho, siguen siendo necesarias medidas específicas para que se produzca la equidad de género, de manera que busca no sólo posicionarlas en los espacios donde se decide en la organización, también se considera imprescindible fortalecer sus propias estructuras organizativas.

¿Dónde se ha trabajado?

Las Acciones planteadas en el Convenio, se han ejecutado en tres niveles territoriales: regional (América Latina), subregional (Centroamérica, Área Andina y Cono Sur) y país (El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Perú, Colombia, Uruguay, Argentina y Chile).

La referencia de intervención geográfica es la subregión y en función de la Acción planteada y del tipo de trabajo a desarrollar por las organizaciones sindicales, existen Acciones con referencia geográfica continental, es decir se cubrieron las tres subregiones.

A su vez, dentro de cada subregión han habido Acciones concretas a realizar en países. Aunque cada una de las Acciones tiene especificidad propia, guardan coherencia entre sí y con el conjunto del resto de las Acciones ejecutadas en los otros niveles.

Organizaciones contraparte:

  • Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA), con sede en Brasil.

  • Internacional de la Educación para América Latina (IE-AL), con sede en Costa Rica.

  • Federación Internacional de Trabajadores de la Química, Energía, Minas e Industrias Diversas (ICEM), con sede en Brasil.

  • Secretaría regional de la Unión Internacional de trabajadores de la Alimentación, agrícolas, hoteles, restaurantes, tabacos y afines (Rel-UITA), con sede en Uruguay.

  • Instituto Sindical de América Central y Caribe (ISACC), con sede en Nicaragua.

  • Instituto de Estudios Sindicales (IESI)

  • Instituto Laboral Andino (ILA), con sede en Perú.

  • Asociación de Bancarios del Uruguay

  • Union Network International (UNI-Américas), con sede en Panamá.

  • FETIA-CTA (Argentina), Federación de Trabajadores de la Industria y Afines, CNM-CUT (Brasil), Confederaçao Nacional dos Metalurgicos da CUT, CONSTRAMET (Chile), Confederación Nacional Metalúrgica, UNTMRA (Uruguay), Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines

  • Instituto Cuesta-Duarte (ICUDU), Uruguay.

  • Centro de Estudios y Apoyo Laboral (CEAL), El Salvador.

  • Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT)

  • Fundación Trabajo y Justicia Social (FUTRA), Argentina.

  • Fundación Instituto Estudios Laborales (FIEL), Chile.

¿Cuáles han sido los resultados logrados?

Se han mejorado los procesos organizacionales y de coordinación en las Centrales Sindicales, Federaciones y Coordinadoras Sindicales:

  • A lo largo del Convenio el número de organizaciones sindicales que han diseñado panes estratégicos, planes de acción, estrategias sectoriales y planes de mejora organizativa ha sido de 42

  • A la finalización del Convenio han quedado constituidas 1 red en el sector agroalimentario y 4 en el sector comercio, y puestas en funcionamiento 3 redes sindicales en los sectores Energía, Eléctrico e Industrial, las cuales no se han formalizado

  • A lo largo del convenio se han promovido 9 espacios de coordinación subregional y regional, que son: 5 de carácter regional y 4 de carácter subregional, se les ha de sumar 2 espacios en construcción, uno en el Cono Sur relativo al Sector Público y otro Regional relativo al Sector Textil, Vestuario y Cuero

Se han visto reforzadas las organizaciones sindicales en su capacidad de representar a las mujeres y de incorporar los temas de género en sus agendas de acción, en especial en los procesos de negociación colectiva y de diálogo social:

  • A lo largo del convenio, el porcentaje de organizaciones que ha incrementado el número de mujeres en sus órganos de decisión a través de los distintos procesos congresuales llevados a cabo, es de un 37,5% (CCSA, CTC, CEOLS, CEDOCLAT, PIT CNT, CTA, CGTP, CTE y CUT)

  • 28 organizaciones sindicales cuentan con comités o departamentos de la mujer al final de los cuatro años de ejecución del convenio

  • 143 actividades de sensibilización diseñadas específicamente en relación a género y organización sindical, incrementándose progresivamente, comenzando por 8 y alcanzando en el último periodo 48

  • Se elaboraron un total de 16 Planes específicos en relación a problemáticas de género en las organizaciones sindicales al final de los cuatro años de ejecución del Convenio

  • Al final de los cuatro años de ejecución del convenio, 7.818 personas sindicalistas recibieron formación en relación a género, trabajo y sindicalismo. De ellas, 4.133 fueron mujeres (52,8%)

Se ha mejorado la comunicación externa e interna en las Centrales y Coordinadoras Sindicales:

  • Se produjo un incremento de las referencias públicas al trabajo de las organizaciones socias a lo largo de los 4 años de convenio, contabilizándose un total de 547 referencias al trabajo realizado por las contrapartes.

  • Al final de la ejecución del Convenio, tras diferentes consultas y encuestas realizadas en el marco de las actividades, se ha contrastado y reflejado un grado de satisfacción de más de un 50% respecto a la comunicación

Se ha mejorado la capacidad de análisis y propuestas así como la formación de dirigentes y activistas de las centrales y coordinadoras sindicales:

  • Se realizaron 3.688 asistencias legales y asesoramientos técnicos a sindicatos, federaciones, comisiones negociadoras y mesas representativas en las distintas acciones

  • Desde el inicio del Convenio se realziaron un total de 697 actividades formativas de las que 125 (18 %) fueron actividades anuales de género orientadas específicamente a temáticas de género

  • Desde el inicio del convenio el número total de personas sindicalistas formadas fue 17.649, de las que 6.822 fueron mujeres (38.65%)

  • A lo largo del Convenio del Convenio se elaboraron 190 propuestas de posicionamiento, con una media de 38 anualmente

Se fomentaron relaciones de cooperación horizontal entre trabajadores y trabajadoras y sus organizaciones sindicales en el Norte y en el Sur a través de acciones de sensibilización social, formación investigación e incidencia coordinadas con redes sindicales mundiales:

  • Un porcentaje superior al 80%, tanto de Federaciones como de miembros de la Red de Fundaciones, manifestaron una clara utilidad de la formación, realizada desde las acciones de sensibilización del convenio, así como la adecuación de la difusión de las actividades realizadas

  • El involucramiento de las organizaciones sectoriales de CCOO fue muy elevado, aumentanado la demanda de actividades anualmente. En cuanto a las organizaciones contrapartes su nivel de implicación fue tambén muy elevado en relacióna las planificaciones que anualmente planteaban, así como a la realización de las crónicas audiovisuales, con muy buena acogida